29
Nov
09

Al final del camino…

Algunos de vosotros por desgracia sabréis en qué consiste la enfermedad de Alzheimer. Hoy día afortunadamente hay cientos de webs con información de esta enfermedad incurable hasta el momento. Dicen que esta enfermedad la sufren todas las personas excepto quien la tiene y pocas veces he leído una verdad tan grande como esta… Mi madre empezó con los primeros síntomas a los 2 años de quedarse viuda. Hoy día vive en una residencia geriátrica debido al deterioro mental que sufre. Pocas cosas recuerda ya, de momento me reconoce pero se ha olvidado prácticamente de mis amigos, aparte de haberle cambiado el caracter de manera alarmante, ya que antes era la persona más dulce y cariñosa del mundo y ahora es casi intratable…

Todos tenemos miedo a llevar a una residencia a alguien querido, y más a una madre, por desconocimiento o miedo a lo desconocido. Nada más lejos de la realidad. A pesar de todo lo que se ve, a mi madre la cuidan mil veces mejor de lo que podríamos hacer en casa por muchas razones.  El Alzheimer hizo que el caracter de mi madre pusiera en peligro mi salud, la de mi pareja y nuestro matrimonio. Incluso la salud de mi pareja estuvo en peligro y tuvo que ser ingresado 15 días con posterior tratamiento psiquiátrico. A eso me refería cuando he dicho que la enfermedad la sufrimos los que estamos alrededor del enfermo. Tuvimos que decidir entre vivir nuestra vida como pareja o sacrificarla, ya que ambas situaciones se hicieron totalmente incompatibles. Como todo ser vivo, nos merecemos ser felices juntos de la misma manera que lo fue mi madre con mi padre durante 40 años. Mi madre vive super feliz, sin importarle ya nada, solo se preocupa de dormir mucho y comer, cada día que voy no se acuerda de la última visita ni de lo que le puedas contar… Para colmo, debido a un glaucoma en ambos ojos está ciega en un 90% con lo cual necesita asistencia las 24 horas del día.

Con esto quiero que la gente que se vea en una situación desesperada no se lleve las manos a la cabeza porque tengan que hacer uso de una residencia de ancianos. Para mí fue la decisión más difícil de mi vida y durante los primeros meses, salía llorando cada vez que la visitaba y me culpaba por ser mal hijo. Pero desde que comprobé que come de todo (en casa no había forma humana de hacerlo) y está tan agusto con las enfermeras, me siento feliz y contento. Incluso las hecha de menos cuando tienen su día libre y eso es muy buena señal.

Dicen que “como en casa no se está en ningún sitio” y hay situaciones en que no siempre es verdad. Espero que esto sirva para alguien que se encuentre en la misma situación tan delicada y complicada.

Te quiero madre!

Anuncios

2 Responses to “Al final del camino…”


  1. 1 NaN
    29/11/2009 en 18:24

    Lo mjor q hiciste! más feliz ella y vosotros!! 😉

  2. 2 embri
    29/11/2009 en 18:53

    Tuvo que ser una decisión muy difícil, pero tuviste valor y fuerza para escoger el camino correcto, ahora ella está atendida por personal cualificado y vosotros podéis llevar un vida normal


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Entra tu e-mail aquí y recibe notificaciones por mail de mis nuevas entradas.

Únete a otros 310 seguidores

Sígueme!

noviembre 2009
L M X J V S D
    Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivos

Categorías

Estadísticas

  • 33,963 Hits

Sígueme en Twitter!


A %d blogueros les gusta esto: