24
Feb
10

¿Orgullo? gay.

De las pocas veces que he visitado Madrid, una de las zonas que más me gustó fue el barrio de Chueca. El barrio homosexual por excelencia del Estado Español es, para los que amamos la libertad, de visita casi obligada por todos los que creemos en los derechos universales por encima de la orientación sexual de cada uno. Un excelente barrio rescatado de la miseria que en pleno siglo XXI sigue provocando intensas urticarias a ese otro Madrid de pañoleta, conferencia episcopal e ideología retrógrada bajo palio…  La celebración del Día del Orgullo Gay es un día de aplauso, por las luchas conseguidas, por los derechos conquistados, por la felicidad. También es un día para recordar que aún existen ocho países en el mundo que condena a muerte la homosexualidad, y que en la mayoría de esos países aún no tienen regulados sus derechos mínimos. La fiesta, pues, se contamina de dolor por las víctimas que aún caen y de rabia por la lucha que aún no debemos abandonar. Y aunque tradicionalmente se trata de una fiesta de alegría, música, griterío y baile, no podemos olvidar que nace del llanto.

Pero, ¿Es necesario que toda reivindicación gay pase por un espectáculo histriónico, desmesurado y vulgar, donde las carnes al sol y los labios siliconados monopolizan unilateralmente la imagen? Me resulta difícil entender por qué motivo, una lucha tan seria, tan serena y tan justa, necesita maquillarse hasta el delirio y mostrarse como si fuera la expresión barata de un cabaret de provincias. Cada acontecimiento vinculado a la reivindicación gay se sobrecarga de tanta escenificación forzada, que la normalidad que se pretende conseguir se ahoga en un mar de mal gusto, exhibicionismo delirante y una estética de puterío portuario que antes parece el preámbulo de un porno casero, que una manifestación de ideas, derechos y reivindicaciones. Por decirlo de una forma popular, que mis amigos gays entenderán perfectamente, hemos luchado para que se hable de la normalidad homosexual, y este tipo de acciones nos devuelven al lenguaje de la mariconada. Como si, necesariamente, para ser gay uno tuviera que ser una locaza o una musculoca

Es muy difícil romper la estética chillona y vulgar de este tipo de manifestaciones, sobre todo porque la imagen la acaban monopolizando los colectivos más histriónicos, además las televisiones siempre buscan el color y el exceso. Tenemos un grave problema. Porque la realidad homosexual es la que construímos a diario, miles de ciudadanos que trabajamos, vivimos, gozamos, sufrimos y luchamos con toda normalidad, sin necesidad de ponernos plumas en el trasero. Esa es la conquista, ver en cada homosexual al maestro de escuela, al médico, al comercial, al autónomo, al marido, al padre, al hijo que comparte nuestra sociedad, la enriquece, la vive y la construye.  Por ello me molestan y joden este tipo de acontecimientos que se resumen, en un grupo de locas vulgares haciendo todo tipo de piruetas con la lengua, las piernas, el pecho y todo instrumento que, en algún lugar lejano de la memoria, tuvo que ver con el sexo.

Por supuesto, parte de culpa la tiene el periodismo, que busca el escándalo en vez de ser más riguroso con la imagen de un colectivo humano que hemos luchado duramente, durante siglos, por conquistar el derecho a la normalidad,  a ser libremente lo que nos de la gana sin pagar por ello. Pero también es necesario que el propio colectivo eleve su autocrítica al respecto. Porque yo me considero Homosexual y no maricón…

Anuncios

3 Responses to “¿Orgullo? gay.”


  1. 1 Nando
    24/02/2010 en 7:59

    Muy buen post…

    Bajo mi punto de vista y aunque ese festival de color y carne como forma de reivindicación me parece perfecta, es cierto que hay una monopolización de la imagen.

    Cada persona es un mundo y desde luego no todos encajan con ese cliché que se proyecta en los desfiles pero tampoco creo que alguien con 2 dedos de frente encasille la homosexualidad en esos arquetipos manidos de lo bizarro ya que no es una etiqueta de la personalidad sino de la condición sexual.

    Saluds 😉

  2. 24/02/2010 en 14:04

    Buff… de acuerdo con todo el texto…

    VALE que se agradezca un poco la carnaza… pero carrozas? y todo ese alboroto? Para que?

    No questa nada hacer algo mas normalito… D:

    En fin…

  3. 3 Raquelita
    27/02/2010 en 15:19

    Estoy totalmente de acuerdo, de principio a fin. Por cierto, no sabía que escribías tan bien.
    Este chico es polifacético.
    Muy bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Entra tu e-mail aquí y recibe notificaciones por mail de mis nuevas entradas.

Únete a otros 310 seguidores

Sígueme!

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Archivos

Categorías

Estadísticas

  • 33,759 Hits

Sígueme en Twitter!


A %d blogueros les gusta esto: