11
Abr
10

Celibato ¿obligatorio?


El aumento constante de denuncias por pederastia contra sacerdotes católicos crece sin parar día a día y pone en entredicho el celibato obligatorio. No seré yo quien apoye a estas pobres víctimas de la Iglesia Católica obligadas a una mutilación emocional importante por no decir vital: la privación de sexo. En el caso de que realmente se priven, claro… Los entendidos en la materia aseguran que ni siquiera Jesús estuvo a favor de dicho celibato, detalle que como ateo, ni me va ni me viene. ¿Qué pueden saber estos señores de ternura, riesgo, peligro, pecado o sacrificio unos señores que jamás han tenido contacto físico piel con piel, ni han sido abrazados por alguien a quien aman? Es posible que algunos privilegiados, a fuerza de reprimirse, consigan autocontrolarse, pero lo lógico es que en general las pasen canutas o les dé por la pederastia, aprovechando la carne fresca y la autoridad sobre los niños…

En el mejor de los casos, si se reprimen, ¿qué se puede aprender de forma útil para la vida de gente que, por mucho que sepa de ciencias o matemáticas, sostiene que el acto sexual solo sirve para la reproducción dentro del matrimonio, que condena la homosexualidad, las madres solteras y un largo etcétera? ¿Cómo puede haber padres que confíen sus hijos a semejante institución retrógrada, anticuada y, por qué no, anticonstitucional? En el catolicismo sobran muchas cosas, no solo el celibato. Sobra la exaltación de la virginidad y la condena a la libertad sexual de las personas. En realidad, la palabra celibato no implica forzosamente castidad, pero la Iglesia Católica hace de la palabra de Dios su propia versión, como es costumbre.

Bastantes problemas encuentra ya de por si un adolescente (padres reprimidos que se niegan a hablar de sexo, violencia sexual en televisión o sexo virtual en solitario, sin saber como amar, tocar o abrazar) como para tener una religión desfasada y obsoleta. Mucho mejor nos iría a toda la sociedad si, como en otros países más avanzados, permitieran a los sacerdotes casarse, tener hijos o disfrutar del sexo como cualquier mortal. Nos ahorraríamos mucho sufrimiento y víctimas inocentes.

Anuncios

1 Response to “Celibato ¿obligatorio?”


  1. 11/04/2010 en 11:21

    Muy buen post.

    Supongo que el problema esta en la formación moral que reciben los clérigos. Como sabes, soy un budista comprometido con mi espiritualidad, y precisamente anoche viendo un documental lo pensaba: Durante la formación católica, al menos a mí me parece, se recibe una formación espiritual interpretada intelectualmente, por lo que luego puedes encontrarte clérigos que son impresentables como personas, o que interpretan las enseñanzas de Jesús como mejor les parece, mientras que durante la formación budista no hay nada que interpretar intelectualmente más allá de comprender lo que estás estudiando (lo que es obvio), pero lo importante es el avance espiritual. Puedes leer millones de enseñanzas de Buda, puedes tenerle delante mismo hablándote, que si solo lo ves como información, como acumulación de conocimiento, será totalmente inútil. Lo que cuenta es ir adoptando uno mismo lo que aprende, e ir cambiando en función de lo que vas aprendiendo, siempre practicando, sin falta, investigando por uno mismo, confiando en el apoyo de los compañeros espirituales, siendo sincero con uno mismo tanto como con los demás, poniendo en práctica aquello que se aprende.

    Y eso se nota cuando te relacionas con monjes y por supuesto con maestros: Sabes que esa persona sería incapaz de hacer nada malo, cosas aberrantes o escandalosas, porque según el modo de pensamiento de un budista, no es que nos parezca mal hacer esas cosas: Es que nos parece mal el mero hecho de contemplar la posibilidad de pensarlo. Por más elevado espiritualmente que pueda ser un maestro budista, toda esa espiritualidad se viene totalmente abajo y se queda en nada, si por su mente pasan mentiras, enfados, críticas, etc. El Buda fue tan inmensamente sabio de explicarlo todo de forma que no hubiera margen de error: No tenemos que ir por ahí corrigiendo a los demás, sino estar 24 horas al día vigilándonos a nosotros mismos con el único objetivo de beneficiar a los demás y potenciar su felicidad. Precisamente cuanto menos piense uno en su propia felicidad y más en la de los demás, más felices seremos, porque no esperamos nada a cambio. Por desgracia hay algunos hermanos cristianos que no parecen haber comprendido en qué consiste ser cristiano. (Aunque admiro profundamente a las personas que -con hábito o sin él- dedican su vida a trabajar por los demás movidos por su fe cristiana, o por cualquier otra fe religiosa, porque para mí, el sentido de la religión es básicamente ese).

    Por cierto, respecto al celibato, me parece interesante comentar que en budismo tibetano hay cuatro tradiciones principales. En dos, los monjes son célibes, y en las otras dos, los lamas pueden casarse. En ninguna de las cuatro tradiciones el hecho de estar casado o no estarlo supone ningún tipo de problema y jamás se registran casos de abusos, pederastia, castigos físicos ni nada parecido. De hecho, la propia relación de los lamas casados con sus esposas se ve como una unión entre consortes espirituales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Entra tu e-mail aquí y recibe notificaciones por mail de mis nuevas entradas.

Únete a otros 310 seguidores

Sígueme!

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

Categorías

Estadísticas

  • 33,853 Hits

Sígueme en Twitter!


A %d blogueros les gusta esto: